05 mayo 2006

 

Clones, trolls y otras hierbas

Gracias a un buen amigo he sabido que un tal Dodgson que envía comentarios estúpidos es un clon o troll del Dodgson habitual que muchos conocemos por su bitácora. Resulta pues que la suplantación de identidad está a la orden del día y van dos situaciones en 24 horas las que me hacen reflexionar sobre el asunto en cuestión.

Mundo virtual, identidades virtuales, muchos aficionados escribimos aquí y allá, pertrechados tras nombres que por razones varias escogimos en su día ... quizá algún días nos crucemos físicamente y no nos podremos reconocer pero, gracias a internet, podemos hablar con tranquilidad, tranquilidad truncada por clones imbéciles que nos persiguen .... clones que pretenden dañar nombres y reputaciones, sembrar cizaña, incordiar sin más (que ya es bastante con lo que tenemos por delante que no es otra cosa que vivir a gusto con los empeños que cada uno se pretende).

Poco ducha en las artes virtuales descubrí ayer el mundo de Messenger entre los adolescentes -mis hijos son aficionados y uno, sobre todo, lo utiliza para comunicarse con sus amigos y conocidos. Ayer sufrió el ataque de un troll, que bajo su nick pone en su boca palabras que expresan sentimientos que nunca ha tenido y que cuentan de él circunstancias que no ha vivido, buscando sólo denigrarle ante sus pares. Sólo la pasmosa serenidad de un adolescente que no se deja amilanar (a veces pasa) le ha permitido sobrellevar el ataque sin inmutarse y hacerse consciente de que frente a los amigos sólo tiene su palabra.

Probablemente en un futuro internet consiga desarrollar algún sistema que preserve el derecho a la identidad, ..... cosa difícil parece pero quizá llegue algún día, quizá seamos capaces de ir montando unas reglas, la bondad del asunto será que las reglas se montarán por decisiones de muchos que opinan, discuten, toman medidas e implementan las ideas y que las podrán ir cambiando para adaptarlas a las necesidades. Mientras no nos quedará otra -como en el mundo real- que convivir con estúpidos, necios y farsantes.

Me reservo el derecho de borrar en mi bitácora todos los comentarios soeces, estúpidos y malévolos que encuentre en mi camino.

Comments:
En fin, es lo que hay. El tipo ese se dedica a meter comentarios como un poseso. En alguna bitácora ha llegado a meter 30 en un día. El trabajazo que se da es impresionante. Si quieres saber de qué va, he dejado en El Príncipe algunos que no tienen nada de estúpidos. Léelos porque con el dato de que me ha metido en diferentes "sesiones" algo así como cientos, te harás una idea de qué clase de gentuza pulula por ahí.

Estoy bastante seguro de quién es.
 
El trabajazo que se da es impresionante

Creo que exageras, Dodgson. Es puro copiaypega, cuestión de minutos. O igual tiene una becaria que lo hace por él...

Deberías desenmascararlo sin piedad, y a otra cosa. El liberalismo no puede dejarse frenar por naderías.
 
"Creo que exageras, Dodgson. Es puro copiaypega, cuestión de minutos. O igual tiene una becaria que lo hace por él..."

Qué más quisiera que tener una becaria. A lo sumo que llega es a mamporrero de Estercolar. Es un matao con una cara de tarado que impresiona.
 
Bueno, Dodgson, tú sabrás. Se ve que lo conoces muy bien. A ver si se cansa y te deja en paz. Es muy duro sufrir un acoso de ese tipo.

Saludos liberales
 
La que esta realmente buenisima es la madre del suplantador de Dogson.

Ayer estuvo pletorica

Saludos progresistas
 
Dodgson, ¿tú eres por casualidad el mismo que escribía hace años en el grupo de noticias es.charla.religion? Es una duda que tengo desde hace tiempo.

Igual el troll es un admirador de Miguel Ángel (al que le chafaste algún que otro argumento, si mal no recuerdo).

Saludos neocavernicolopaleocapitalistas
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?