31 enero 2006

 

Firma bloguera

Siempre me ha hecho gracia ver los nombres que utilizamos muchos para navegar e ir dejando nuestra huella por la blogosfera; una careta que te permite opinar sin dar la cara realmente ..... un paño de privacidad que vela por tu intimidad, que te permite decir lo que quieres sin que nadie pueda ponerte cara e historia salvo que tu te desveles.

Los nombres de la blogosfera son de lo más variopinto .... casi como el santoral católico que tanto ofrece en esa materia y que tan poco juego da a tenor de la moda imperante de insistir en ponerles a los niños Alejandro y a las niñas Lucía (7.381 y 10.370 nominaciones entre los nacidos en 2004; los de los niños debe ser para potenciar su afán de grandeza y lo de las niñas para que el nombre les cuide la vista y no se vayan con el primer merluzo que las pretenda timar).

¿A qué obedecen sus nombres blogueros? ¿Se los buscaron Vds.? ¿Es un mote que ya tenían? ¿Lo primero que se les ocurrió? ¿Un acrónimo? ¿Un guiño a sus filias y fobias?. Las razones pueden ser mil ..... el mío fue un pronto en el que relacioné la pasión por decir lo que quiero respecto de los asuntos que me molestan (los barros del mundo) y así, en un pis-pas, me encontré con una nueva identidad bloguera -Salvatierra de Barros ...... que se ha adosado a mi vida y me depara muchos momentos de diversión, entretenimiento y curiosidad.

No se pierdan, por cierto, un comentario de Tyler Cowen en el que se pregunta por qué la gente escribe bitácoras secretas - es otro fenómeno divertido.

Comments:
Mi nombre bloguero, zuppi, lo escogí por sonoro, por neutro (no indica si soy hombre o mujer ni tampoco sugiere ninguna idea a priori, ni siquiera nacionalidad) y por que me pareció que sonaba igual en distintos idiomas (lo uso para bloguear en español y en inglés).
Luego me enteré de que hay un filósofo creo que religioso católico que se apellida Zuppi. Leí una entrevista con él y no todo lo que leí me gustó, pero ya me he "hecho" a mi nombre y creo que no lo cambiaría aunque me pudieran identificar con el otro Zuppi.
 
Me gusta llamar la atención con ellos, no solo en bloggers, sino en chats, lo qu eme ha valido para que me llamen raro. :(
 
Yo recuperé el nombre con el que me llamaba una medio novia yanqui que tuve in illo tempore. Sólo después de usarlo he averiguado que era un personaje de ficción (Willy Wonka...).
 
Yo lo elegí despues de elegir el nombre del blog.
 
Hairanakh fue un intento de decir "teleco" en Adûnaic, la lengua de Númenor (el equivalente a la Atlántida en la mitología de JRRTolkien). Forma con la raíz sindarin (élfica) "haira-", que significa "lejos" (como "tele") y la palabra adunaica "nakh", que yo pensé que era el verbo "hablar", pero resulta ser "venir".

En su día quería un nickname que fuese único en la red. Y de momento hairanakh lo es.
 
Una profesora de literatura que llevaba unas larguiiiiiisimas uñas pintadas de rojo, que tenía unos ojos tristes como platos de cerámica azul y que fumaba en clase haciendo espirales con el humo, nos dijo un día que buscáramos un seudónimo utilizando las letras de nuestro nombre auténtico. De esto hace mil o dos mil años. El seudónimo que me salió a mi fue Paola Bricole. Puse Paula en el blog porque no sonaba a seudónimo.
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?